home
Aplicaciones

Guía de instalación y colocación

Calderas:
Sitúe las unidades GMX en la línea de alimentación entre la bomba y la caldera, de 8” a 12” antes de la caldera.

Torres de enfriamiento:
Sitúe las unidades GMX en la línea de alimentación a la torre, aproximadamente 4’ antes de la entrada a la torre.

Enfriadores:
Sitúe las unidades GMX en la línea de alimentación al enfriador, aproximadamente 4’ antes de la entrada al enfriador.

Máquinas de hacer hielo:
Coloque las unidades GMX en la línea de alimentación, pero después del filtro, de 1’ a 2’ antes de la entrada a la máquina. Siguiendo la dirección del flujo, puede ser necesario situar una unidad en la línea de recirculación, después de la bomba.

Intercambiador de calor:
Coloque las unidades en la línea de alimentación al intercambiador de calor, de 1’ a 3’ antes de la entrada del agua al intercambiador.

Lavaplatos:
Sitúe las unidades en la línea de alimentación de las barras de rocío superior e inferior y en la línea de recirculación de enjuague final.

Válvulas:
Coloque las unidades GMX en la línea de alimentación, 12” antes de la válvula.

Piscinas & Spas:

Sitúe las unidades GMX en la línea de retorno a la alberca, después de las bombas y filtros

Calentadores de agua:
Coloque las unidades GMX en la línea de alimentación al calentador, purgue el tanque de 2 a 3 veces por semana, por varias semanas.

Moldes de inyección:
Coloque las unidades GMX en la línea de alimentación a moldes, aproximadamente 6” antes de la entrada de agua al molde.

Plomería en general:
Sitúe las unidades aguas arriba de cualquier punto de la línea que se quiera proteger.

Coloque las unidades GMX en la tubería cada 100 m, cuando esta tenga un desarrollo mayor a este.

Coloque las unidades GMX de 18” a 24” después de una bomba para evitar turbulencia.

Agua y Aire Sistemas
Mich., México
Tel.: (753) 5321774
Información y ventas

Resultado de
aplicaciones

 


Calderas

Millones de calderas están en uso alrededor del mundo, la mayoría no son apropiadamente tratadas para la prevención de corrosión e incrustación. Normalmente solo aquellas calderas que son mantenidas de tiempo completo por personal autorizado de firmas de calderas, reciben un tratamiento apropiado, entonces la mayoría de las calderas tendrán incrustación. La adición de químicos a las calderas, es el principal método normalmente utilizado para prevenir incrustación y corrosión, esta práctica es peligrosa, cuando los químicos son tóxicos y corrosivos en altas concentraciones. Adicionalmente los tratamientos dependen de la capacidad del operador de la caldera y la compañía que suministra los químicos y realiza las pruebas de agua requeridas para la correcta concentración de éstos para un apropiado mantenimiento.La mayoría de los tratamientos químicos realizados en conjunto con el tratamiento magnético, verán reforzada su eficacia si el operador decide continuar con el uso de éstos en el tratamiento de la caldera.La incrustación, se forma en las superficies internas que transmiten el calor del combustible al agua. Cuando el agua es calentada, pierde su habilidad mantener los minerales en solución, los minerales contenidos en el agua, se precipitan y cristalizan en los tubos de la caldera. Esta incrustación forma una barrera aislante entre los tubos y el agua. Cada 1/8” acumulado de incrustación retardará la transferencia de calor entre un 15-20%. La acumulación de incrustación de ¼” a ½” con situaciones comunes en este tipo de equipos. La disminución de la eficiencia puede exceder fácilmente el 60% con acumulaciones de incrustación de ½”. Aplicando el tratamiento magnético a la línea de alimentación de agua a la caldera entre la bomba y la caldera, las unidades GMX tratarán eficazmente toda el agua alimentada a la caldera. Nota: todas las calderas tienen tuberías de conexión de acero, por lo que una sección de 24” aprox. de esta tubería, se deberá reemplazar por una sección de material no ferroso, usualmente cobre. El magnetismo prevendrá en la mayoría de los casos, cualquier acumulación futura de incrustación y removerá progresivamente la incrustación existente en un periodo de 60 a 90 días, dependiendo del uso de la caldera. Existen dos tipos principales de calderas, de vapor y de agua caliente. Las de vapor pueden ser fácilmente identificadas por la presencia de un visor de cristal cerca del mecanismo de paro. Las calderas de agua caliente, normalmente no llevan este dispositivo. Las calderas de agua caliente, circulan agua caliente a través del sistema.
Las unidades GMX instaladas en la línea de alimentación y en la línea saliente de una caldera de agua caliente, tratará y protegerá el sistema completo contra acumulación de incrustación y corrosión. Las calderas de vapor, proporcionan agua caliente circulando vapor a través del sistema.Las unidades GMX instaladas en la línea de alimentación a la caldera, protegerá la caldera de incrustación, pero no tendrá efecto en las líneas de circulación del vapor a través del sistema, por consiguiente la caldera todavía necesita tratamiento contra corrosión en las líneas de vapor.

Instalación:
Las unidades para el tratamiento magnético deberán ser instaladas en la línea de alimentación a la caldera, entre la bomba de alimentación y la caldera. Todas las calderas vienen con tuberías de conexión de acero; una sección de tubería de 24” aprox. de longitud, deberá ser sustituida con una sección de material no ferroso, por ejemplo cobre, o acero inoxidable (series 300). Las unidades GMX deberán ser instaladas en esta sección.

Que esperar:

Si existe incrustación en la caldera cuando el tratamiento magnético es instalado, es de esperarse que los sólidos totales disueltos (tds) se vean incrementados en las muestras de agua. Esto es debido a que la incrustación está siendo removida de la caldera. El agua en el visor de cristal de una caldera de vapor, exhibirá una ligera turbiedad del color del barro, esto es normal y deseable. Cuando la caldera es abierta para inspección, este mismo material habrá formado una película en los tubos de la caldera. Esta película se retira fácilmente limpiando o lavando y no tiene propiedades de aislamiento, no inhibe la transferencia de calor. Sin embargo esta película ayudará a proteger los tubos de la caldera de corrosión y daños por oxígeno.

Después de 4 días a 2 semanas, el acondicionador magnético, empezará a remover cualquier incrustación existente. El residuo podrá verse en la purga de agua. Cuando el agua corra nuevamente limpia, la caldera estará libre de toda incrustación. La variación de la temperatura se deberá estabilizar en 160 ºF. Este es otro indicativo está ahora libre de incrustación. La caldera de agua caliente exhibirá una similar presencia de remoción de incrustación en el proceso de purga. Al realizar la purga puede presentarse un color rojizo durante los primeros segundos de esta. Nuevamente esto es normal y deseable y es un indicativo de que las unidades GMX están funcionando como fueron diseñadas.

Resultados/Beneficios

La incrustación será removida y no deberán ocurrir futuras acumulaciones de incrustación, consecuentemente la caldera operará más eficientemente, la transmisión de calor se verá grandemente mejorada, reducción de los requerimientos de combustible, reducción de costos de producción de agua caliente y menores costos de mantenimiento.

En vista de que la incrustación puede ocasionar la falla prematura de los tubos en la caldera, se extenderá la vida útil de la caldera. Las necesidades de químicos pueden ser gratamente reducidas o eliminadas con un resultado de ahorro adicional y beneficios al ambiente.


La instalación de las unidades GMX deberá ser localizada entre el condensador y la línea de suministro (Fig. A). Otra localización puede ser aguas debajo de la bomba de condensado en la línea de suministro antes de entrar a la caldera. (Fig. B). La descarga o purga se enfatizada para hacer notar la importancia de una apropiada limpieza para remover la incrustación suelta contenidas en el agua de la caldera. Nota: La óptima localización en una instalación de una caldera se puede ver en la (Fig. B)


Instalación típica de una caldera

Intercambiadores de calor


Los Intercambiadores de calor, son una aplicación excelente para el tratamiento magnético de agua. Estos son usados para incrementar o disminuir la temperatura del agua (ocasionalmente son usados otros medios como Ethilene Glycol) y su tamaño es muy variado.El agua de la caldera, torre de enfriamiento y ocasionalmente un sistema geotermal es bombeada a través de una serie de tubos o placas en el interior del intercambiador donde se realiza la transferencia de calor. La incrustación en el interior de los tubos o placas del intercambiador reduce grandemente la eficiencia en el intercambio de calor y requiere dejarlo fuera de servicio para mantenimiento con limpieza química o mecánica del mismo.Instalación:

El acondicionador magnético se debe colocar en la tubería de alimentación de agua al intercambiador. El ensamble debe ser instalado en una sección de tubería de material no ferroso (Cobre, PVC o Acero inoxidable) solamente. Si la tubería de alimentación al intercambiador es de acero, sustituir un mínimo de 24” para colocar el acondicionador magnético. El ensamble debe ser instalado, si es posible de uno a tres pies antes del intercambiador de calor.

Que esperar:

Con el acondicionador magnético instalado, la incrustación será removida entre 6 y 8 semanas, dependiendo de la química del agua y volumen de agua usado. En algunos casos grandes piezas de incrustación pueden llegan a romperse y quedan sueltas e interferir con la función del intercambiador de calor. Aproximadamente 8 semanas después de la instalación del acondicionador magnético, el intercambiador debe abrirse para inspección para asegurar que la unidad está trabajando como a diseño. Cualquier lodo restante o residuo de incrustación puede ser removido en este evento.
Resultados / Beneficios

La incrustación será removida y no deberán ocurrir futuras acumulaciones de incrustación. El intercambiador de calor operará mas eficientemente, requiriendo menos energía y menos agua. El incremento en la vida útil del equipo deberá ser entendido por la reducción o eliminación de corrosión. El control de la temperatura será más fácil si el intercambiador esta operando de acuerdo a las condiciones de diseños, sin incrustación.



Aire acondicionado o refrigeración con torre de enfriamiento (Intercambiador de calor)

En muchos intercambiadores de calor el flujo de refrigerantes es menor en partes alejadas de estos elementos. La instalación de una unidad en línea aguas arriba del condensador, prevendrá la formación de incrustación en estas superficies.

Torres de enfriamiento

Torre de enfriamiento

Relleno incrustado   El relleno de esta torre se encontraba con varias celdas obstruidas; con la instalación de las unidades GMX en la tubería de alimentación a la torre, a la semana se empezó a desprender el sarro y 2.5 meses despues, se logró retirar la incrustación con un simple chorro de agua, sin usar químico
             
Relleno Incrustado   Sarro   Relleno Limpio

Relleno de la torre incrustado

 

Incrustación retirada

  Relleno de la torre libre de incrustación 2.5 meses despues de haber instalado los GMX's


Máquinas de fabricación de hielo

Todas las máquinas de hielo cuando son usadas en un ambiente de agua dura, tendrán tendencias a producir incrustación, primeramente en la reja en que se produce el hielo; esta incrustación reduce la eficiencia del equipo propicia condiciones antihigiénicas.

La limpieza de una máquina de hielo requiere el uso de ácido clorhídrico (HCL). El proceso de limpieza consume tiempo y algo arriesgado por que el ácido irrita los ojos, la piel y el sistema respiratorio, adicionalmente los costos del tiempo y el ácido mismo.

Contando con un sistema magnético apropiadamente instalado, este procedimiento puede reducirse grandemente y en mucho casos eliminado completamente.


Instalación:

Dentro de una máquina de hielo, normalmente en la parte frontal tienen un panel removible; detrás de este panel está una rejilla sobre la cual fluye el agua y ser forma el hielo, debajo de la reja hay una bandeja que recoge el exceso de agua que no se congeló, esta agua se bombea entonces con una pequeña bomba de regreso a la parte alta de la rejilla.

Los acondicionadores deben ser instalados en la sección de tubería de plástico, después de la bomba y antes de la rejilla de retorno de agua; adicionalmente un acondicionador magnético booster deberá ser instalado en la línea de agua que alimenta a la máquina de hielo antes de la entrada a ésta. Frecuentemente está un pequeño filtro de cobre o posiblemente un filtro grande de plástico, instalado en alguna parte de esta línea. El acondicionador magnético booster, deberá ser instalado después de cualquier filtro.

Que esperar:

Si la máquina de hielo tiene cualquier acumulación de incrustación previa a la instalación de los acondicionadores magnéticos, puede esperarse que la incrustación sea retirada por el acondicionamiento magnético. Hay varios factores que determinan el tiempo necesario lograr esto dependiendo de la dureza del agua, cantidad de hielo fabricado, cantidad de agua utilizada, eficiencia de la máquina y otros factores. Normalmente, sin embargo este proceso tomará de 4 a días a 2 semanas. Durante este tiempo el cliente puede notar al hielo poniéndose aneblado, es decir nebuloso, incluso hojuelas de calcio en el hielo; esta es una situación indemne, pero el cliente puede limpiar las máquinas antes de la instalación de los acondicionadores magnéticos para impedir que esto pase. En casos extremos puede ser tanta la acumulación de incrustación en la máquina o en la línea de alimentación, que cuando el acondicionador magnético empieza a remover la incrustación de la máquina, pueda bloquear parcial o completamente y requiera limpieza. Una vez que la máquina está limpia puede haber o no en lo futuro, pequeños requerimientos de desincrustación de la máquina.

 

Intercambiadores de calor, pH y corrosión electrolítica.

Problema
Muchas de las veces cuando los intercambiadores de calor son abiertos para inspección, productos derivados de la oxidación, son confundidos con incrustación, estos productos con resultado del ataque de oxígeno libre (causado por bajo pH) o acción electrolítica.Para determinar la diferencia entre bajo pH (ataque por oxígeno libre) y una celda electrolítica, use el siguiente procedimiento. Usando un objeto rígido como un destornillador, rompa las burbujas de óxido y progresivamente raspe el óxido en una sección. Si éste continúa siendo de un color rojizo, esto indica un ataque de oxígeno libre; Si una sustancia negra como la tinta, fluye de éstas al rasparlas, es indicativo de una acción electrolítica.


La Solución

1) Proveer un pH apropiado: Cuando el pH está en modo corrosivo (7.5 o menos), este propicia un ambiente que acelera el ataque del oxígeno libre, esto causa la oxidación de los diferentes metales; puesto que el acondicionador magnético está diseñado para controlar la incrustación, no tendrá efecto sobre este tipo de oxidación.

Un estabilizador del pH que ajuste el pH entre 8.4 a 8.6 retardará el ataque del oxígeno libre. El método mas simple y eficaz para estabilizar el pH es por adición de cal. La cantidad de cal requerida será determinada por las condiciones de calidad existentes del agua. Monitoreando el pH de acuerdo a la cantidad de cal añadida al sistema de recirculación, se determinará la dosificación necesaria. Después de que el pH ha alcanzado aproximadamente 8.6, puede ser requerido un control semanal básicamente.

2) La actividad acelerada de una celda electrolítica, causa desprendimiento del metal. Este deshuesamiento y pérdida de metal es normalmente relacionada con sistemas de construcción, utilizando varios metales y aleaciones como cobre, hierro y acero. Normalmente el condensador es maquinado en acero, los tubos son rolados en cobre para un sellado hermético y finalmente la tapa es producto probablemente de un proceso de fundición.

Primero, sandblastear los tapas extremas expuestas a la acción electrolítica , entonces pasivar lavando con ácido fosfórico todas las superficies expuestas. El ácido fosfórico reacciona con el acero y creará un cambio a un color gris-negro; esta nueva superficie nos proveerá ahora una excelente adhesión de la superficie para una nueva aplicación de un recubrimiento de protección resistente al agua como son epóxicos o uretano.

Como alternativa, sandblastear y pasivar como se indicó arriba y contactar a un distribuidor local de ánodos de zinc, el cual hará los barrenos necesarios para llevar a cabo la protección anódica requerida, cualquiera de estos métodos puede ser usado o usar ambos.